viernes, enero 18, 2019
Banner Top

En el año 2018, el lenguaje inclusivo tuvo un gran impulso, integrándose más en la vida de las personas. La presencia de este tema ha sido notoria no sólo en protestas y manifestaciones, sino también en los medios de comunicación; siendo las redes sociales el ámbito donde más ha ganado terreno.

 

Sin embargo, ¿te has preguntado hasta qué punto es aceptable el uso de este tipo de lenguaje de forma oficial? ¡Solucionaremos tus dudas en este artículo!

Primero lo primero, ¡es importante que sepas esto!

Antes de profundizar en este tema, debes tener en cuenta que el uso de este lenguaje no es admitido por el canon más importante de la gramática del español: la Real Academia Española (RAE). Esto quiere decir que cualquier uso del lenguaje no sexista siempre será una falta para los fundamentos del idioma. Además de esto, la misma RAE en conjunto con la Asociación de Academias de la Lengua Española, presentó el “Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica”, en cuyo primer capítulo se rechaza abiertamente el uso del lenguaje neutro.

 

En palabras más sencillas, el lenguaje inclusivo no está contemplado dentro de nuestro idioma, por lo tanto emplearlo no es correcto. No obstante, sabemos que en ocasiones incurrimos en faltas voluntariamente por diversas razones, ¿no es así, marketers?

Ahora, vayamos al grano: ¿qué piensa el mundo del marketing sobre el lenguaje inclusivo?

Pues depende de a quién le preguntes, como todo. Pero en general, podemos decir que nunca las redes sociales y la gramática habían estado tan unidas. En los últimos años han aparecido héroes gramaticales que se han encargado de hacer saber a las marcas cada uno de sus errores; el medio más usado para esto ha sido Twitter, a través de largas (y rebuscadas) explicaciones. A raíz de toda esta “revolución gramatical digital” muchas empresas han decidido ser más cuidadosas con el lenguaje que manejan en las redes sociales. ¡Los héroes gramaticales están venciendo en esta batalla por el cuidado de la lengua española!

 

Pero, para ser honestos, el auge del lenguaje inclusivo parece ser una moda, no muy diferente a la del uso de mayúsculas intercaladas, ¿rEcuErdAn?

 

Para muchas marcas este tema ha representado una excelente forma de acercarse al mercado específico que apoya este lenguaje y se siente identificado con él. De igual modo, muchas otras marcas han evitado esta tendencia por completo, pues su target no admitiría esta “libertad creativa”; como todas aquellas relacionadas con bienes raíces, negocios y economía. Después de todo, la intención del marketing digital no es otra que acercarse a los usuarios sin importar los medios, ¿cierto?

Lenguaje inclusivo en el marketing y las razones para no utilizarlo

 

Si leíste todo lo anterior, sabrás que entendemos de sobra el uso estratégico de todas las herramientas posibles para crear cercanía entre una marca y los usuarios, así como sabemos que el marketing busca crear interacción y generar empatía, ¡de verdad lo comprendemos! Pero en el mundo real, fuera de nuestras computadoras, hay un sinfín de reglas que regulan cada una de nuestras acciones, unas más lógicas que otras, pero todas con un propósito específico.

 

Si decides utilizar el lenguaje inclusivo en tu estrategia de marketing, formarás parte de esto:

 

  • Estarás divulgando una forma de lenguaje que no es correcta y que incurre en una falta a todo un idioma.

 

  • Estarás promoviendo el uso de este lenguaje y, con esto, el detrimento de la lengua española.

 

  • El lenguaje inclusivo, lejos de “incluir”, marca significativamente la diferencia entre dos grupos de personas. Decir “ellos y ellas” divide a un grupo de personas, además de ser redundante y poco práctico, mientras que “ellxs” o “ell@s” es incompatible con el lenguaje hablado pues no son palabras contempladas en la lengua española.

 

  • Los miembros de la RAE sugieren que si se desea un auténtico cambio en el lenguaje, se realice en el léxico, más que al sustantivo masculino para referirse a grupos mixtos. Igualmente, explican que se deben realizar modificaciones como el de evitar usar el término “niña” o “mujercita”, como referencia a la debilidad o la sensibilidad de una persona independientemente de su género.

 

De esta manera, concluimos que el uso de este tipo de lenguaje sí puede resultar provechoso para diversas estrategias de marketing, sin embargo, apoyar este cambio no oficial para referirnos a los grupos mixtos fomenta el mal uso de nuestro idioma. Si quieres saber más sobre esto, te invitamos a leer el libro de estilo de la lengua española, ¡evita este y muchos otros errores!

 

¿Utilizarías este lenguaje como una táctica? ¡Cuéntanos tus razones en nuestras redes sociales! En 786.Marketing apoyamos la creatividad y nos encanta ver nacer estrategias brillantes para hacer del mundo del marketing un lugar mejor. ¡Aprende más sobre esta disciplina! Continúa leyendo nuestros artículos todos los días.

Conoce el lenguaje inclusivo.

Muchas empresas lo han utilizado como “gancho” dentro de sus estrategias, pero no en todos los casos ha sido buena idea.


Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

1234 S Dixie Highway #1124

Coral Gables, FL 33146

 

Tags: , , , , ,

0 Comments

Leave a Comment